18 ago. 2012

8 consejos prácticos para mejorar la autoestima


Si estás interesado en mejorar tu nivel de autoestima puedes poner en práctica los siguientes consejos. Obviamente no funcionará nada de lo que hay aquí expuesto si no lo pones en práctica durante al menos 20 días. Puede ser que al principio parezca complicado o aburrido o que incluso llegues a pensar que es absurdo pero te aseguro que si confías en que tu autoestima va a mejorar y pones en práctica estos consejos durante los siguientes días verás como notas unos pequeños cambios de mejoría con tu estado de ánimo en general y tu autoestima. Y a largo plazo todo habrá mejorado ya a grandes rasgos. Los consejos o elementos que puedes modificar para mejorar tu autoestima son los siguientes.

1) Cuidar la salud. Disponer de buena salud tenderá a crear un estado de energía y actividad óptimos para desempeñar cualquier tarea o actividad. No es lo mismo estar resfriado, mareado y pachucho que estar en plena forma y lleno de vitalidad, por ello es mejor si gozamos de buena salud, y para gozar de buena salud basta con comer alimentos sanos y saludables, practicar ejercicio físico con frecuencia, tener un óptimo descanso y cuidar nuestra higiene personal.

2) Mejorar nuestras relaciones sociales. Normalmente aquellas personas que se sienten tristes, con depresión o con bajos niveles de autoestima tienden a socializarse menos que los que tienen una buena autoestima. Quedarse en casa sin relacionarte con los amigos o nueva gente por conocer no te va ayudar en absoluto. Una buena forma de mejorar tu autoestima es mejorando tus habilidades sociales y abriéndote más a la gente. Aprovechar cualquier oportunidad que se nos presente para abrir una nueva amistad y pasar un rato agradable con los demás.

3) Adoptar una mentalidad optimista. Pensar de manera optimista crea un estado de ánimo realmente motivador que siempre te proporciona un plus de energía para hacer frente a las dificultades. Estar convencido de que pase lo que pase siempre habrá una solución al problema, de que ante cualquier revés de la vida siempre habrá una lección y otra perspectiva de ver las situaciones puede hacerte mejorar como persona y tender a estar más feliz contigo mismo y con tu alrededor. De ahora en adelante te recomiendo que por cada cosa que pienses que es negativa o te quejes veas el lado positivo. Por ejemplo tu madre te ha cocinado una comida que no te gusta, pero al menos no has tenido que cocinar. Por cada cosa o situación aversiva seguro que hay algo que sea positiva y en caso de que no la haya piensa que puedes con ello y que nada te puede detener.

4) Tener planes de vida y luchar por ellos. Hay gente que vive su vida en piloto automático, sale a trabajar y vuelve a casa cansado y derrocha muchas horas frente al televisor o pasando las tardes en la barra del bar. Pasan los años y sigue haciendo la misma vida de siempre. ¿Realmente se puede estar bien consigo mismo si nos estancamos y no luchamos por conseguir nuestros proyectos personales que pueden mejorar nuestra situación actual? Lucha por tus sueños, mantente activo y despierta tu instinto guerrero de intentar conseguirlo y levantarte cuando fracasas. Algunos sueñan con vivir en un chalet, otros con llegar a ser bomberos, médicos o abogados, otros con ser el mejor corredor de maratones de su ciudad... Seguro que tu quieres conseguir algo en esta vida y tienes muchos planes de futuro. No te detengas y lucha por llegar ahí donde quieres estar. 

5) Escribir todos nuestros éxitos y momentos felices. Te recomiendo que utilices una libreta y cojas un bolígrafo y empieces a escribir todos los éxitos que has logrado hasta el momento y aquellos momentos en los que llegaste a sentirte muy alegre. Leer con frecuencia esa lista de momentos llenos de alegría te ayudará a adoptar una mentalidad más feliz, vigorizante, llena de energía y seguridad en ti mismo. Por ejemplo el día que conseguiste acabar el instituto, la graduación de la universidad, tu primer beso, tu primer romance, el día que pudiste correr 10 km seguidos, un día que te divertiste mucho con los amigos en la playa, ese helado de chocolate tan delicioso, el nacimiento de un hijo... Cada vez que disfrutes de algo o logres algo positivo para tu vida anótalo cuanto antes con todo tipo de detalles para guardarlo y recordarlo con frecuencia. Tu mente aprenderá a recordar los momentos más felices de tu vida y empezará a dejar de lado el pesimismo y la tristeza.

6) Aceptar nuestro pasado y cómo somos. De nada sirve estar pensando una y otra vez en aquel día en que metimos la pata y se enfadó alguien por un error, o la típica bronca o discusión que se nos fue de las manos pero que no teníamos intención de ofender a nadie. Somos seres humanos y como tales forma parte de nuestra naturaleza equivocarnos y meter la pata. Lo que pasó anteriormente no se puede cambiar y no sirve de nada pensar en si hubiésemos hecho ésta cosa u ésta otra. Lo único positivo que podemos hacer con respecto al pasado es aprender de los errores para no volverlos a cometer y prevenirlos para actuar de manera eficaz ante la misma situación o problema cuando se nos presente. Y también debemos aceptarnos a nosotros mismos como somos si no podemos cambiarlo. Mucha gente se siente acomplejada por el tamaño de sus pechos, por su altura, por su tartamudez, por que tiene la nariz un poco grande o diferente... No importa todo eso, no es relevante, a nadie le importa que rasgos posees o dejes de poseer, seguramente alguien te haga una burla o una gracia pero gente inmadura e irrespetuosa siempre va a haber. Así que no te tortures más por ello y disfruta de tus valores y habilidades especiales que otros no poseen como pueden ser tener buena voz para cantar, bailar bien, ser muy rápido corriendo, tener dotes para interactuar con los demás, seguro que sabes a lo que me refiero y eres muy bueno y especial en algo en concreto y tienes también otros puntos fuertes.

7) Cultivar la mente. Leer libros, leer artículos o consultar información de nuestro interés en Internet, ver documentales, estudiar cursos, grados o masters acordes a nuestra personalidad y gustos nos permitirá ser más cultos, inteligentes y hábiles para afrontar los problemas de la vida. No estancaremos a nuestro cerebro en la monotonía y generaremos nuevas redes y conexiones neuronales mejorando así nuestra salud cerebral mediante la estimulación del aprendizaje y la lectura. Hacernos más inteligentes y cultos cuando nos ocupamos de tareas beneficiosas como las mencionadas anteriormente nos genera bienestar y a largo plazo nos resultará ventajoso, por contra si tendemos a perder el tiempo frente al televisor o mirando una y otra vez las redes sociales empezaremos a sentir aburrimiento y estancamiento de ver como pasa el tiempo sin hacer nada productivo por lo que nos sentiremos mal y culpables de estar en esta situación.

8) Sonreír. ¿Prefieres relacionarte con una persona que siempre tiende a sonreír y ser simpática o con otra que tiende a ser seria y poner cara de poker? Obviamente habrás escogido a la que tiende a sonreír ya que una sonrisa es muy poderosa y siempre dará a entender a la otra persona que te cae bien y estás a gusto con ella. Si sonríes mucho más de lo habitual de ahora en adelante y lo ves todo de manera positiva verás como la gente tenderá a relacionarse más contigo, conocerás muchas más personas y todo tenderá a mejorar en cuanto a tu vida social. El único virus que hay que contagiar en los demás es la alegría y la felicidad y la vía de transmisión más efectiva es a través de la sonrisa.

2 comentarios:

  1. Eres un crack escribiendo, seguire todos tus consejos :D

    ResponderEliminar
  2. He leído ya varias entradas tuyas, y ya hice la mayor parte de las cosas que dices, y puedo afirmar que sí funcionan. Se pueden llegar a notar ligeros cambios a corto plazo, pero a largo plazo los cambios son más visibles.

    Además, yo acostumbro a intentar hacer sentir bien a los demás, y me revitaliza por dentro ver una mínima sonrisa o una mirada que te dice que lo has conseguido.

    Mi fuente: la experiencia.

    ResponderEliminar