27 may. 2012

¿Por qué es importante utilizar una agenda diaria?


      
Yo hace un par de meses empecé a utilizar un sistema para agendar mi vida y desde entonces soy mucho más eficiente a la hora de estructurar mi vida y clasificar las tareas a realizar en sus días correspondientes. Antes se me olvidaba hacer recados, hacer la típica llamada al dentista para acordar una cita o preguntar sobre un producto en reparación en alguna tienda, enviar un email o mensaje... Desde que escribo todo lo que tengo que hacer en el futuro (ya sea para mañana o dentro de unos meses) me da la seguridad de que lo acabaré haciendo y no se postergará la tarea.


Ventajas al usar una agenda

a) Ahorro de tiempo y energía: dejarás de perder el tiempo intentando recordar que debes hacer y en qué momento.
b) Memoria infalible: nada se olvida, todo queda registrado para ser realizado en el futuro. Llamar a x persona, entregar un informe, comprar x cosas...
c) Eficiencia en la organización y la planificación: ¿te levantas de la cama y empiezas a dudar en sí deberías primero estudiar o ir a hacer la compra? ¿empiezas a postergar tareas pensando en que luego estarás más activo? Aprenderás a programar tus actividades y tareas a horas determinadas del día para llevarlas acabo y así no perder el tiempo en volver a pensar que hacer o postergar.
d) Tranquilidad y paz interna: mucha gente cuando trata de dormir empieza a pensar en que es lo que deberá hacer mañana, todo lo que queda por hacer y trata de que no se le olvide. Pero es mejor acostarse con la mente despejada y bien relajada y que mejor forma que dejar anotado en nuestra memoria infalible (la agenda) las tareas y actividades que debemos realizar en los días siguientes y descansar sin preocupaciones.

¿Qué elementos debe tener una agenda?


a) Debe ser tu alterego: debería estar siempre o casi siempre a tu alcanze para anotar cualquier cosa que deba ser recordada en un futuro para ser realizada, nunca se sabe si lo que debemos recordar ha de ser de suma importancia o algo insignificante pero de todos modos siempre hemos de estar atentos para enseguida registrarlo.
b) Ser repasada con frecuencia: lo recomendable (al menos en mi caso) sería revisarla antes de dormir para hacerte una idea de lo que harás al día siguiente y cuando te levantas para empezar enfocar tus acciones a la realización de tus planes acordes a tu planificación. De nada sirve tener una agenda sino la revisamos y acaba pasando desapercibida.
c) Eliminar las tareas realizadas: en las modernas agendas de los teléfonos de última generación es agradable ver como el diseño es minimalista y cómodo para la vista del usuario, en vez de acumular tareas del pasado que ya hicimos es mejor borrarlas, olvidarnos del pasado y centrarnos en las tareas aún pendientes.

¿Agenda tradicional o agenda de última generación?

El inconveniente de la agenda tradicional es que siempre has de llevarla encima con un bolígrado y eso se supone que resulta incómodo sacarla, abrirla y anotar algo cuando no tenemos lugar donde apollarnos para escribir o si salimos a hacer alguna actividad que requiera llevar el número de objetos. Por otro lado, como casi todos llevamos el teléfono móvil siempre encima, es más cómodo abrir la aplicación y en 10 segundos anotar con el teclado virtual la tarea a realizar. No necesita respaldo para escribir y su uso es más atractivo y minimalista que la agenda tradicional. Pero para gustos colores.

Conclusiones

Sera cuestión tuya decidir que tarea realizar antes o después, cual tiene más importancia y cual puede esperar ¿será mejor estudiar antes de hacer algunos recados o viceversa? Has de aprender a organizar tu vida, ser responsable con tus tareas y actividades y ser eficiente para ahorrar tiempo y no postergar tus acciones.

A partir de ahora puedes empezar con el cambio, empezarás a sorprender a la gente cuando te digan "avísame dentro de un mes y lo hablamos..." Al apuntarlo para el próximo mes y llamar a ese amigo seguramente se sorprenda por que es una de esas cosas que se dicen y nunca piensan que se lo vayan a recordar.

Dejarás atras los despistes, olvidos, frustaciones al no hacer algo que debías hacer pero no recordaste, empearás a sentirte autoeficiente y satisfecho contigo mismo. Si quieres deja un comentario narrando como ha cambiado tu vida con el uso de la agenda o que recomendaciones podrías aportar.

5 comentarios:

  1. En mi caso, acostumbro a llevar un mini-bloc de notas de unos 10x7 cm y un bolígrafo siempre que puedo, ya que me gusta más tachar lo que he hecho y ver al final del día todas las cosas que hay tachadas. De todas formas, cuando no puedo llevar ese bloc, apunto lo que tengo que hacer o algunas cosas en el móvil.

    Realmente se es más eficiente, ya que te obligas a ti mismo a cumplir las tareas que has apuntado, a veces es muy buen método para la pereza, en mi caso.

    ResponderEliminar
  2. Yo soy mas tradicional en estos casos, y mi agenda no es para nada pequeña, es grande 177mm x 208mm creo que al tomarte el tiempo de anotarlo con un bolígrafo se memoriza mejor, ademas hay personas que no poseen un teléfono inteligente, en todo caso llevar una agenda es la mejor opcion para las personas que como yo, somos estrictas y ordenadas pero se nos olvida todo haha, asi mismo, si no hago la tarea asignada me da un cargo de conciencia que me obliga a realizar dicha actividad.. es lo mejor!

    ResponderEliminar
  3. yo soy mas desordenado y no puedo organisarme para nada tengo todopd tirado aen mi propio negocio sopya si de edsordenada y ya no se que acer masssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nota que eres así por que ni siquiera sabes ordenar las letras en una oración a la hora de escribir.

      Eliminar
  4. Hola.
    Yo explicaré como y porqué uso una agenda, pero una de papel.
    La agenda de papel no pierde datos, no se bloquea, puedes tacharla y aporta una felicidad que no da otra.
    Soy estudiante de informática y he probado apps para gestión del tiempo.
    Nada comparable...
    Además, no necesita cargarse, puedes usarla en clase...son todo ventajas.

    ResponderEliminar